jueves, 23 de junio de 2011

"Esta es la noche..."


Hace poco más de una semana el Sr. SKD recibía un mensaje:
¿Que se puede hacer con una cuchilla de afeitar, una naranja, un huevo, crema, un filete, sangre, una cámara y una camiseta?
Su respuesta fue:
La intro de dexter. Pero no seas tan friki xfa xD
Y ahora yo le respondo:
“Esta noche es la noche. Y va a volver a pasar, una y otra vez… tiene que pasar."


Así comienza Dexter, una serie producida por Showtime que empezaba con su primera temporada en el año 2006. Gracias a la rubia y a SKD me enganché a la serie. 

En este post os muestro la cabecera de la serie de la cual he hecho mi propio remake. Con medios austeros y de lo que buenamente dispongo por casa. Os dejo en primer lugar la cabecera original, después el remake y finalmente una comparativa de ambas cabeceras. Después explicaré el proceso llevado a cabo para la realización del remake. Os recomiendo que ya que Youtube ofrece la oportunidad de ver los contenidos en alta definición, no lo desaprovechéis. 

Cabecera original:

Mi remake:


Comparativa:





Making Off, o cómo lo hice:

En primer lugar me dispuse a desmontar la cabecera original en los diversos planos de los que está compuesta; alrededor de 25. Se trata de planos muy cerrados, casi detalle en muchas ocasiones. Se resalta el color rojo y los colores vivos. Los cambios de plano son por corte, nada de transiciones y abundan los jump-cuts o pequeños saltos. 

Una vez que tenía el desglose de planos, me dispuse a grabarlos. Para ello cogí mi Panasonic HDC-SD1 que graba en alta definición. Se trata de una alta definición que podríamos decir que se aplica únicamente a la proporción de píxeles pero no a la calidad de la imagen, ya que no deja de ser una cámara doméstica y sin objetivos mecánicos. 

La mayor parte de planos los grabé sin más, apoyando la cámara sobre un trípode y tomando como ejemplo a través del ordenador el plano concreto de la cabecera original. De esta forma fui recreando uno a uno los planos.  

Los primeros planos los grabé en el baño, acompañado por unos botecitos de sangre artificial que tengo desde tiempos remotos que sirvieron para ahorcar a Panty en un olivo en un proyecto de hace ya muchos años ¡qué tiempos aquellos! La verdad es que tuve que mezclarla con un poco de agua porque era muy espesa y no goteaba...

Cuchilla de afeitar y sangre artificial

Despliegue mediático

Después pasé a la habitación para grabar los planos de los cordones, el primer plano (el del mosquito) y el plano de la camiseta (casi al final). Además grabé el plano en el que la sangre empapa un trocito de papel, seguramente este sea el plano que más se parezca al original... por razones obvias. 

Atando cordones

Simulando sangre

Y llegó la hora de ir a la cocina. Busqué la naranja más grande y el cuchillo más sanguinario que había en el cajón. Situé la naranja sobre una tabla de madera y ayudado por la luz cenital de la vitro me dispuse a cortar y a exprimir la naranja. Después molí los granos de café en el fantástico robot de cocina de mi madre, el cual me dio unos resultados estupendos. 

Cortando naranjas
Libélula

Sin duda, el plano que más me preocupaba era uno en el que se juega con el enfoque de la naranja en un plano muy cerrado. La cámara de la que disponía no me permitía jugar con el enfoque así que lo que hice fue sacar cuatro fotos con la reflex con diferentes enfoques de la naranja y después en el montaje unirlos de tal forma que creara la ilusión de cambio de enfoque. La verdad es que he quedado muy contento con este método (aunque quizá rudimentario, pero son los medios de los que disponía).


Ya solo me quedaban los planos de la comida: el filete y el huevo. Para ello eché mano de la capacidad culinaria de mi padre a la hora de freír un huevo o un filete. El resultado del plato después de grabar los planos de tomate, cuchillo y huevo no fue muy agradable... Sin embargo son los planos que una vez montados más me gustan. El último plano que grabé fue el primero, el del mosquito que en mi caso no es un mosquito, sino una libélula que cacé la noche anterior. 

Jugando con la comida


Finalmente grabé los planos que me quedaban: salir por la puerta, la llave y alguno más que me dejo. Y pasé a la parte que más me gusta: montarlo todo. Tardé alrededor de dos horas en tener el primer borrador. Hubo que recortar la duración de muchos planos, así como acelerarlos y ralentizarlos para conseguir la misma duración que los planos originales. Una vez que la estructura estaba hecha, me dispuse a hacer las correcciones de luz y color pertinentes: un virado muy leve a rojo y una saturación del mismo. Para terminar, realicé mediante photoshop el título añadiendo una pequeña animación de la sangre chorreando... Y el resultado fue "Roxter". 

Ensamblando planos

Mi título
Título original





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada